lunes, 16 de junio de 2008

Nuevo objetivo en el LHN

La luz no permite ver las diferentes tonalidades del maravilloso hilo de seda, pero os lo podeis imaginar ¿verdad? Otro gustazo es el tacto y el cuerpo que da al bordado.
Cada vez me gusta más el resultado.


2 comentarios:

Ana María dijo...

Pero ¡que aplicada eres¡. Te está quedando precioso.
Besos

María dijo...

¡Muy bonito! Te está quedando precioso.
Un saludo, María.