martes, 14 de abril de 2009

Cabecero para una cama






Necesitaba un cabecero para la cama de la habitación de invitados de la casa de Gijón pero no quería gastar mucho dinero. Se me ocurrió hacerlo yo misma así que compré unas telas en verde musgo y en morado y una barra de forja en blanco y me puse manos a la obra.



Tenía un poco de miedo porque, en la distancia, no estaba segura al cien por cien de los colores pero creo que, a la vista de cómo me ha quedado el conjunto, estoy satisfecha con lo que he hecho.




Como véis,le hice unas presillas que cosí mediante unos botones de diferentes tamaños en forma de flor en tonos malvas, rosas y semi-blancos.


Al no tener una buena máquina de coser y, además, no saber utilizarla bien,todo lo hice a mano una vez más.


¿Os gusta?

10 comentarios:

Esther dijo...

Muy buena idea te ha quedado genial.
Besitos

Sylvie dijo...

Te ha quedado fenomenal y me encantan los colores

Karyne dijo...

Pues te quedó genial!!!!!

Aurora dijo...

Maria Jesús te ha quedado estupendo, y los colores me encantan. Jajaja no consientas que una máquina te gane la partida, sigue insistiendo. Besos

Keka dijo...

Te ha quedado genial, me encanta.
Un beso

Ana María dijo...

Pero qué habilidosa es esta chica.......y ella sin enterarse.
Lo mismo hace, por no saber que hacer, una cestita costurero con sus accesorios, que un cabecero para la cama.......es toda una joyita.

SOGAMAR dijo...

Te ha quedado precioso. Y los colores me encantan. Me voy a dar una vuelta por tu blog que lo tengo despistado y no lo había visto.

Alma Veronica dijo...

Muy bonito, la cama asi luce genial con esos colores!!

Deyanira dijo...

Que bonito, la verdad tienes mucha creatividad, te felicito

Estrella dijo...

te quedo muy bien...y a mano! eso si que tiene mérito!
besinos